Antes de la llegada del COVID 19, la despoblación rural, la España vaciada, estaba siendo un tema más candente para los medios y que estaba empezando a entrar en las agendas políticas de las CCAA y de las nacionales con más fuerza que nunca.

Hasta que llegó el COVID19 y como para no copar todos los medios.

La reflexión que queremos dejar (y que me encantaría que después pudiéseis opinar vosotros, comentando aquí o por las redes cuando lo subamos, porque hay muchos ángulos de visión, casos particulares, opiniones diferentes, que son muy interesantes) es en relación a qué escenario se le plantea al mundo rural desde la percepción de las personas del propio mundo rural y del urbano ¿seguirá inalterable? ¿habrá un aprendizaje socio-cultural que cambiará la visión del mundo rural?

Antes de dar nuestra respuesta, nos hemos preguntado: ¿Por qué hemos visto, especialmente al principio del estado de alarma y los días previos, que las personas de la ciudad viajaban hacia otros lugares, muchos de ellos rurales o semirurales? Creo que una respuesta que puede englobar la mayoría de casos es que percibían en las aglomeraciones ese miedo a que era mucho más fácil contagiarte y ponerte en peligro a ti y a los tuyos. Estamos también convencidos de que no es la respuesta única y que hay más variables que influyen en esta movilidad.

Con esta respuesta tan sencilla, podría parecer que es causa-efecto, acción-reacción y no hace falta darle más vueltas, pero para nosotros pone de relevancia que las ciudades que hemos creado están llenas de conflictos, de estrés, donde la mayoría de las personas entran en una rueda de trabajar y descansar para ir a trabajar sin fin y posiblemente poder darse esa pausa necesaria para reflexionar hacia donde te gustaría dirigir tu vida.

Nos dio, mientras estábamos reflexionando en esto, por revisar la pirámide de Maslow y solo en la base ya se ve que, en los territorios rurales, se respira mejor, se descansa mejor, y se come mejor.

Pero por desgracia esto no vale para que los territorios rurales mantengan a la población, que quiere quedarse, volver o venir. Creo que no descubro a nadie que viva en estos territorios que dos de los problemas más importantes, son por un lado la falta de trabajo o mejor dicho seguridad de trabajo y por otro lado la falta en ocasiones de infraestructuras, especialmente la fibra, a un internet que permita hacer lo que sea, lo más rápido posible, porque esto abre la ventana a la deslocalización de nuevos modelos de negocio que funcionan igual en Madrid que en Tudanca (Cantabria). Un buen caso de ejemplo es la empresa ZAPIENS instalada en Somiedo (Asturias), que trabaja para gigantes como Microsoft y Google. A nosotros mismos sin ser una empresa puramente tecnológica el tener una fibra de calidad desde hace un año nos ha supuesto mejorar de cara al cliente por ser más instantáneos en ciertos servicios y eso se nota especialmente en la experiencia con el cliente.

Para dar soluciones a esto es muy importante ver que ocurre con la pregunta que planteábamos al principio de si la percepción del mundo rural seguirá inalterable o habrá un aprendizaje sociocultural que favorezcan el desarrollo rural.

El sector tecnológico, como tantos otros pueden acogerse y deslocalizarse perfectamente territorios rurales.

Nosotros nos decantamos más por la segunda, que habrá cambios, está por ver en que grado. Creo que esa percepción que existía de “el que se queda en el pueblo o regresa al pueblo es un/a fracasado/a”, girará (aunque ya lo venía haciendo poco a poco y sin hacer mucho ruido) hacia una percepción de un lugar donde puedes satisfacer mucho mejor las necesidades vitales realmente importantes para ser feliz.

Lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante, como ya decía Stephen Covey y que Victor Küppers nos recuerda en sus charlas. Parece muchas veces que esto internamente es un ejercicio complicado y situaciones como esta es posible que dé para reflexionar a muchos más. Nosotros queremos creer que es una oportunidad para definitivamente apostar por el mundo rural (sin olvidarnos del urbano) para lograr un mundo mejor.

 

¿Y tú qué piensas de todo esto? ¿Crees que puede ser una oportunidad para el mundo rural? ¿Te recuerda a algo que pienses o pase en tu vida? Cada punto de vista es muy enriquecedor.

Sí te has preguntado durante el texto ¿qué hace una empresa de turismo hablando del mundo rural? es normal, todavía no nos conocemos bien, pero ya te adelantamos que para nosotros el desarrollo del mundo rural y el progreso del turismo rural van unidos como la uña al dedo, además nosotros somos geógrafos, los especialistas en conectar todo y en encontrar los porqués lo que nos lleva a aventurarnos a estas reflexiones.

¿Te suscribes a la newsletter?

Prometemos ofrecerte contenido de valor, original y cada cierto tiempo. Hablaremos de nuestros proyectos, como trabajamos, que esta pasando en nuestro sector,...